¿Puedo hipotecar mi casa para pagar deudas?

¿Es posible hipotecar tu casa para pagar deudas? Si tus deudas han comenzado a apilarse y necesitas una solución rápida para ellas, puede que te lo estés preguntando. Después de todo, una hipoteca podría darte justo la liquidez que necesitas para costear tus gastos y recuperar la estabilidad financiera.

Por eso, en este post te mostraremos si es posible hipotecar para pagar deudas, qué opciones tienes para hacerlo y cuánto dinero podrías recibir con este tipo de financiación.

¿Se puede hipotecar una casa para pagar deudas?

Sí, se puede hipotecar una casa para pagar deudas. Sin embargo, las condiciones de la hipoteca pueden variar dependiendo de las circunstancias, como los ingresos que percibas o la carga que ya tenga la vivienda. Más allá de esto, es una opción viable si te interesa recuperar tu estabilidad financiera. 

¿Qué opciones tienes para hacerlo?

A la hora de hipotecar una casa para pagar deudas tienes diferentes opciones por las que puedes optar dependiendo de la situación de tu propiedad:

Rehipotecar una casa hipotecada

Rehipotecar tu casa para pagar deudas es la opción por la que tendrías que optar si tu casa ya tiene una hipoteca. En este caso, la idea es conseguir más dinero del que recibiste originalmente por la primera hipoteca. 

Aunque esta es una opción viable, suele tener condiciones menos ventajosas. Por ejemplo, tendrías que pagar más en intereses y tendrías que incluir los costos de la comisión de la hipoteca que ya tienes vigente.

Ampliar la hipoteca de tu casa

Si ya tienes una hipoteca, también puedes negociar la ampliación de la hipoteca que tienes para recibir un crédito mayor del que solicitaste originalmente. Frente a la rehipoteca, esta opción tiene la ventaja de que no añade costos como la comisión de cancelación, además de que es más fácil que te la aprueben.

Eso hace que sea una forma factible de conseguir más dinero para costear tus deudas y recuperar tu estabilidad financiera, todo sin necesidad de rehipotecar.

Hipotecar una casa libre de cargas

En el caso de que tu vivienda esté libre de cargas, es decir, que no tenga hipotecas vigentes, puedes optar por hipotecarla para pagar tus deudas. Sin embargo, esto solo es recomendable si tus deudas son lo bastante grandes como para justificar este tipo de financiación y si tienes los ingresos para soportar una hipoteca.

También, debes tener en cuenta que este tipo de financiación sería distinta de las hipotecas convencionales, puesto que estas se emplean para la compra de viviendas, lo que significa que las condiciones que asumirías con la entidad bancaria serían diferentes.

Por eso, se suelen recomendar otras opciones para hacer frente a tus deudas, puesto que hipotecar una casa libre de cargas puede no ser la opción más rentable, aunque sí te dará acceso a una cantidad importante de crédito para afrontar tus deudas.

Ventajas de hipotecar una casa para pagar tus deudas

Estos son algunos de los beneficios más destacables de hipotecar una casa para pagar tus deudas:

  • Puedes conseguir una suma considerable de dinero rápidamente, lo que significa que podrás hacer frente a tus deudas a corto plazo.
  • Es mucho más fácil lograr que te aprueben la hipoteca, pues es un tipo de financiación que incluye garantías importantes.
  • Puedes conseguir condiciones mucho más favorables que con un préstamo personal y otros tipos de créditos. Todo eso quiere decir que con una hipoteca pagarás menos en intereses, y conseguirás un crédito mayor.
  • Tendrás plazos de pagos mucho más cómodos que con casi cualquier otro tipo de financiación. Lo que te da más espacio para recuperar tu estabilidad financiera y pagar tus deudas a tu ritmo.

Desventajas a tener en cuenta

En lo que respecta a las desventajas de este tipo de financiación, hay que destacar las siguientes:

  • Puedes perder tu casa si incurres en impago, por lo que asumes un riesgo importante al hipotecar para pagar deudas.
  • No conseguirás intereses tan convenientes como los que encontrarías si fuera una hipoteca normal. Aunque estos serían más bajos que los de otros tipos de préstamos, igual no serían tan bajos como los de una hipoteca convencional.
  • Puede ser difícil hipotecar si tu casa ya tiene cargas o si no tienes la solvencia económica indispensable para costear los gastos de la nueva hipoteca que pedirías.

¿Cómo hipotecar tu casa para pagar deudas?

Para hipotecar tu casa con el objetivo de pagar deudas, puedes seguir estos pasos:

  1. Contacta con un asesor financiero: aunque en muchos casos se suele recomendar que contactes directamente con una entidad bancaria, en Unsolopago tenemos claro que lo primero es hablar con un asesor que te indique cuál es el mejor curso de acción para hipotecar y pagar tus deudas. Así te aseguras de que consigues las mejores condiciones.
  2. Consigue la nota simple de propiedad de tu vivienda: con esto no solo demostrarás que la propiedad te pertenece, sino que también está libre de cargas (asumiendo que ese sea el caso).
  3. Reúne el resto de documentos que solicitará el banco para aprobarte la hipoteca: suelen pedir extractos bancarios, DNI vigente, copias de las últimas 3 nóminas, declaraciones de renta, etc.
  4. Contrata una tasación de tu casa: esto es indispensable para conocer su valor exacto, sobre este el banco o entidad financiera valorará la cantidad de dinero que te prestará.
  5. Solicita la hipoteca con la entidad que te haya sugerido tu asesor financiero: aunque no lo creas, esto puede marcar la diferencia entre un préstamo que no cubre tus expectativas y uno que las supera. Será el asesor financiero el que te dirá cuáles son los mejores bancos para pedir un préstamo hipotecario.
  6. Negocia las condiciones del préstamo junto a tu asesor: hacerlo de esta manera, te permitirá conseguir las condiciones ideales para tu préstamo, con intereses más bajos, plazos de pago más cómodos y créditos mayores (con esto te podemos ayudar en Unsolopago).
  7. Analiza la oferta de la entidad bancaria: una vez que el banco o entidad financiera en la que solicites el préstamo apruebe tu solicitud, te harán llegar su propuesta, lo recomendable es que la analices con detenimiento para asegurarte de que te resulte conveniente.
  8. Acepta el préstamo que te convenga y firma la escritura en la notaría: con esto formalizas todo el proceso, con lo cual solo te quedaría recibir el importe acordado con el banco o entidad financiera

¿Cuánto dinero te podrían dar si hipotecas tu casa?

El banco o entidad financiera te prestará entre el 60 y 70% del valor de tu vivienda. La cantidad total que recibas al final puede variar dependiendo de otros factores, como el nivel de endeudamiento que tengas, los ingresos recurrentes que percibas y las condiciones que asumas en el préstamo.

Por eso, es buena idea que te asesores con especialistas para que sepas cuánto crédito hipotecario te pueden dar, así sabrás si el dinero que recibirías te permitiría costear las deudas que ya tienes.

¿Con quién hipotecar tu casa para pagar deudas?

Aunque es un tipo de hipoteca con un objetivo distinto al usual, tienes varias opciones para solicitarla y conseguirla:

  • En los bancos: algunos bancos te ofrecen la posibilidad de solicitar estas hipotecas. Sin embargo, no todos lo hacen y suele ser más difícil lograr que te las aprueben. En cualquier caso, si lo consigues, es bastante probable que consigas mejores intereses y condiciones que por otros medios.
  • En las entidades de préstamos de capital privado: aunque tendrás que pagar intereses mayores, y las condiciones no te serán tan favorables, puedes solicitar un préstamo de capital privado, incluso si estás en ASNEF o si no percibes ingresos recurrentes, esto hace que sea una opción mucho más viable si no tienes la solvencia económica para tramitar la hipoteca en un banco.
  • Con intermediarios financieros: los intermediarios financieros te pueden ayudar a conseguir la hipoteca a condiciones aún más favorables que si contactaras directamente con una financiera o un banco. En este caso, serían los intermediarios los que te gestionarían el proceso, y pueden conseguir el crédito incluso si estás en ASNEF y si no percibes ingresos recurrentes. Es una de las opciones más convenientes.

¿Tienes problemas para pagar tus deudas? Te ayudamos a conseguir la financiación que necesitas para costearlas

Consigue el préstamo que estás esperando para pagar tus deudas y resolver todos tus problemas financieros con la ayuda de Unsolopago.

Agenda una llamada de asesoría gratuita con nuestros expertos y te contamos cómo podemos ayudarte a reducir lo que pagas cada mes y cómo puedes conseguir un préstamo en las mejores condiciones y en el menor tiempo posible.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable MADFIN SOLUCIONES, S.L.
Finalidad Gestión de solicitudes de financiación.
Legitimación Consentimiento del interesado.
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal

Derechos Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de privacidad.

Call Now Button