640 04 66 72 info@unsolopago.com

Hipotecas

En la actualidad los préstamos con garantía hipotecaria son sin duda uno de los procedimientos más habituales para conseguir sumas de dinero importantes. En UnSoloPago.com tenemos una amplia experiencia en este tipo de préstamos y tan solo tienes que ponerte en contacto con nosotros para conocer las condiciones y ventajas de esta forma de financiación.

Préstamos de garantía hipotecaria

Como funcionan los Préstamos de Garantía Hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria consisten en conseguir liquidez suficiente para cualquier tipo de proyecto personal a través de la aportación de un aval de propiedad. Tan solo es necesario que tengas un inmueble para poder realizar un préstamo de estas características, ya sea a través de una vivienda familiar o un piso, una plaza de garaje o una nave industrial. Lo imprescindible es que sea una propiedad de un bien inmueble.

Nosotros nos encargamos de todo el proceso y encontraremos la mejor opción de financiación en función de las necesidades que tengan nuestros clientes. Realizamos un estudio del préstamo, nos implicamos en su tramitación y acompañamos a nuestros clientes hasta la parte final del proceso que concluye con la firma y el posterior ingreso del dinero en la cuenta bancaria del cliente.

Y por si fuera poco usamos nuestra experiencia para acelerar todo el proceso y para dar un trato personalizado al cliente para que en todo momento sea consciente del estado en el que se encuentra su solicitud.

Sin resultado no hay honorarios

Nuestro compromiso con nuestros clientes es de tal magnitud que si no se consigue el préstamo con garantía hipotecaria el cliente no tendrá que abonar absolutamente nada. Esto permite una mayor tranquilidad de los clientes y una mayor predisposición a confiar en nuestros servicios. Resolvemos cualquier situación de necesidad de financiación a través de un préstamo con garantía hipotecaria, ya sea un reforma en el hogar familiar, una inversión para comenzar un nuevo negocio o para comprar un nuevo vehículo y como no puede ser de otra forma la reunificación de deudas.

Con los préstamos hipotecarios se puede cancelar toda la deuda preexistente y asumir únicamente la nueva deuda del préstamo, que sin duda supondrá pagar una cuota mensual inferior a la que se tenía previamente. El resultado es un mayor desahogo para las familias con unos tipos de interés muy reducidos respecto a los que tienen los préstamos personales.

E incluso es muy útil en caso de que el cliente ya tenga una hipoteca en proceso de amortización, ya que gracias a nuestros esfuerzos y a nuestro conocimiento del mercado financiero podemos mejorar las condiciones de la hipoteca e incluso hacer una ampliación si fuera necesario. Para ello contamos con los mejores asesores hipotecarios del sector que después de analizar el contrato hipotecario intentará conseguir una mejora de sus cláusulas pudiendo reducir el tipo de interés y con ello la cuota mensual que se paga en la actualidad.

También es posible optar por la ampliación de la hipoteca en caso de que se necesite una cantidad de dinero de forma puntual y de esta forma evitar tener que pedir otro préstamo personal que haya incrementar la deuda en mayor magnitud. Existen por tanto diferentes soluciones en función del tipo de necesidad que tengan nuestros clientes, por lo que las soluciones son totalmente personalizadas y cada uno de ellos podrá disfrutar de una mejor financiación.

Una solución eficiente y personalizada para nuestros clientes

El proceso a través del cual funcionamos en UnSoloPago.com es muy simple. Y es que tras estudiar cada caso de nuestros clientes nos ponemos manos a la obra para proporcionar la oferta más adecuada en función de la situación y las necesidades de los mismos. Para lograr este objetivo trabajamos con las mejores entidades financieras, lo que nos permite encontrar siempre la mejor opción para cada caso. Es esta eficiencia en la tramitación lo que nos ha situado en una posición de liderazgo en el sector.

Asesoramos a nuestros clientes teniendo en cuenta la situación del mercado crediticio, el importe de la deuda contraída por el cliente así como sus condiciones familiares, personales y laborales. Esto es imprescindible para lograr adaptar las cuotas a las posibilidades de pago de los clientes.

En UnSoloPago.com nos dejamos la piel en cada caso para conseguir las mejores condiciones contractuales evitando en todo momento las cláusulas abusivas o el pago de comisiones completamente fuera de lugar. Sin olvidar que en el acuerdo hacemos todo lo posible para que nuestros clientes consigan el menor interés posible para que el importe final de la deuda sea inferior.

Hipotecas: siempre es posible mejorar

Aunque pienses que a día de hoy cuentas con unas buenas condiciones en tu hipoteca actual, lo cierto es que nosotros podemos mejorarlas en un gran número de casos. Esto es posible gracias a que buscamos cuotas que se adapten de mejor forma a las posibilidades de pago de nuestros clientes y aprovechando en cada momento las mejores condiciones del mercado. Analizamos concienzudamente cada contrato hipotecario de nuestros clientes para conocer en detalle las cláusulas que tienen, las condiciones del contrato, las cuotas que tiene que abonar y el plazo para la amortización de la hipoteca. El resultado es que conseguimos mejorar las condiciones de muchos de nuestros clientes teniendo siempre en cuenta todas las garantías de seguridad tanto del hipotecado como de sus pertenencias y bienes.

Además de mejorar la situación y condiciones de la hipoteca actual también existe la posibilidad de realizar ampliaciones de hipotecas de forma fácil y rápida. Esto permite a nuestros clientes disponer de un dinero extra para realizar cualquier proyecto personal incluyendo su pago dentro de la cuota de la hipoteca. Es la mejor vía para conseguir un ingreso de forma puntual sin tener la necesidad de solicitar un préstamo personal con mayores intereses y sumando una cuota diferente a pagar mes a mes.

Como se puede comprobar, este instrumento de financiación permite a los hipotecados una mayor disponibilidad de efectivo y un desahogo importante del endeudamiento tras conseguir mejorar todos los aspectos de las condiciones de la hipoteca, tanto en intereses, como en cuotas y comisiones.