La Hipoteca Inversa

Este servicio está destinado únicamente a gente cuya edad está por encima de los 62 años, propietarios de una casa, y que desean acceder a un tipo de préstamo, poniendo como garantía la casa. 

Al igual que una  normal, te permite solicitar un crédito por el 70-80 % del valor que tiene el inmueble que pones como garantía. Si necesitas ayuda sobre esta clase de préstamos, en UnSoloPago nuestros asesores hipotecarios se ocuparán de despejarte las dudas que vayan surgiendo antes y durante el proceso. Si quieres ver los beneficios y desventajas que trae consigo esta modalidad de hipoteca, sigue leyendo.

Hipoteca Inversa 1

Cómo funciona la hipoteca Inversa

La principal característica, y diferencia que encontrarás respecto a otras es que la persona que solicita este préstamo no debe pagar en vida el dinero que ha pedido; igualmente, los intereses que genera. Hasta que no fallezca el solicitante, la entidad financiera no podrá proceder a cobrar la deuda. 

Existen entidades bancarias que para aceptar este tipo de operaciones piden que el inmueble que se quiere utilizar sea la casa habitual, así que el solicitante no podría irse a otro domicilio. Además, la casa debe estar habitable, debiéndose asegurar la estabilidad del inmueble. 

Una vez que el banco haya constatado todos estos requisitos, pasará a negociar contigo las tasas de interés. Éstas pueden llegar a ser fijas o mixtas. Todo depende de lo que negocies con ellos. 

Beneficios de la hipoteca Inversa

Como primera ventaja que disfrutarás al realizar este servicio es que vas a poder acceder a esa cantidad de dinero que puedas necesitar por la causa que sea. Será mucho más rápido el procedimiento que solicitar un préstamo personal.

No tendrás que pagar cuotas, por lo que lo mejor es hacerse con una hucha para hacer frente la deuda cuando tú quieras. Además, sobre el importe que vas a recibir no recaerá ningún tipo de impuestos. 

Los herederos heredan la deuda

Si se diera la situación de que el dueño de la casa muere, la persona que herede ese inmueble también heredará su deuda. El heredero en caso que no tenga el dinero con el que cancelar la deuda, tendrá que comunicar que piensa venderla. 

En caso que desee mantener la casa consigo, tendrá que cancelar la deuda con sus intereses en el tiempo que le indique la entidad, o contraer una nueva hipoteca, con nuevas condiciones.

Call Now Button Ir arriba