Préstamos para Pensionistas

Préstamos y mini préstamos para pensionistas

Los préstamos y mini préstamos para pensionistas, tanto para jubilados como para pensionistas por invalidez, son una opción financiera cada vez más en uso. La única diferencia sustancial con cualquier préstamo personal es que te exigen unos requisitos distintos.

Si eres jubilado o cobras una pensión por invalidez, la mejor opción para conseguir rápidamente un préstamo para pensionistas es acudir un experto financiero. En Unsolopago trabajamos con las mejores entidades para conseguirte el dinero, en las condiciones más favorables para ti.  

Los pensionistas pueden acceder al crédito muy fácilmente, siempre que estén bien asesorados. Los bancos son más recelosos a la hora de conceder estos préstamos para pensionistas, hecho por el cuál es básico contar con un buen intermediario que busque la solución más rápida y económica con la que cuentes en el mercado. 

Las obligaciones que contraes con un préstamo para pensionistas son las mismas que las que asume cualquier otro solicitante; y se resumen en pagar las cuotas a las que te comprometes, en el tiempo y forma acordados.

Préstamos para pensionistas

Requisitos para pedir un préstamo para pensionistas

Para pedir un préstamo para pensionistas, sólo tendrás que presentar tu Documento Nacional de Identidad (DNI), algo que debe hacer cualquier persona que pida un préstamo. También deberás acreditar que cobras una pensión, con un justificante, algo que no será difícil si eres pensionista. 

El tercer requisito que te van a pedir es que no podrás tener 75 años antes de que acabes de pagar dicho préstamo. Este requisito, el de la edad, lo establecen todos los bancos pues a partir de haber cumplido esos años aumenta el riesgo de impago porque puedas fallecer. Aún así, hay bancos que te lo pueden conceder pasando esa edad, siempre que cuentes con un aval. 

Para que te puedas hacer un cálculo rápido,  si tienes 69 años, y quieres pedir 5.000 € a pagar en 5 años, tendrás que abonar una cuota mensual de 94 € aproximadamente.

Si la cuota resultante, junto con tus gastos fijos, no superan el 35 % de tu pensión, no vas a necesitar ningún aval, pues el justificante de la pensión que recibes cada mes es la forma que tendrás de acreditar que tienes solvencia económica para hacer frente a las cuotas resultantes del préstamo. 

Algunas entidades también piden datos sobre el último trabajo que tuviste antes de ser pensionista, algo que puedes solicitar fácilmente en la Seguridad Social. Además, hay otro dato muy a tener en cuenta: Si cobras también algún plan de pensiones u otra pensión, aumentarán aún más tu nivel de solvencia ante el banco. También vas a poder solicitar un préstamo para pensionistas si estás en ASNEF. 

En Unsolopago podemos buscar el préstamo para pensionistas que mejor se adapte a ti. Sólo tienes que contactar con nosotros y nos haremos cargo de todas las gestiones. Tendrás tu préstamo para pensionistas rápidamente y sin que los bancos te vuelvan la cabeza loca. Además, sólo pagarás nuestros servicios, si firmas el préstamo.