Refinanciación de deudas: agrupa todas tus deudas y paga solo una cuota cada mes con Unsolopago

Refinanciar tus deudas puede ser la solución que has estado esperando para recuperar tu estabilidad financiera.  Si tus gastos se acumulan y te impiden llegar a fin de mes con un mínimo de comodidad y de solvencia.

Reunificar tus deudas no solo te hará mucho más sencilla la gestión de tus gastos, sino que reducirá dramáticamente lo que pagas en cuotas, ayudándote a respirar financieramente.

Tu familia no tiene que ser una de las tantas familias asfixiadas económicamente entre hipotecas, préstamos y tarjetas de crédito, si optas por la refinanciación. Con la ayuda de nuestros expertos puedes reducir al mínimo lo que pagas cada mes y conseguir condiciones mucho más cómodas y favorables.

En Unsolopago trabajamos con todas las entidades bancarias (incluyendo ING), y podemos conseguirte la refinanciación que estás necesitando.

Solicita un estudio gratuito de tu caso aquí

¿Qué es la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas, también conocida como refinanciación de deudas o agrupación de deudas, es un procedimiento financiero con el que se reúnen todas tus deudas en una sola. De esta forma, solo tienes que pagar una cuota cada mes, con unas condiciones y unos plazos concretos, en lugar de tener que pagar diferentes cuotas, con condiciones y plazos variados.

Si bien muchas entidades financieras te dan esta posibilidad, es común que pongan muchas trabas y que rechacen con facilidad las solicitudes, ya que es un procedimiento un tanto complejo. Por eso es recomendable que dejes las negociaciones y los trámites a un experto financiero, como los que ponemos a tu disposición en Unsolopago.

¿En qué consiste la reunificación?

La reunificación consiste en la solicitud de un préstamo o crédito a un banco o entidad financiera para cancelar todas las deudas que tengas. En este nuevo préstamo para refinanciar la deuda, puedes incluir tu hipoteca, los préstamos del coche o cualquier otro préstamo personal, las tarjetas de crédito e, incluso, todos los microcréditos.

Así, en lugar de pagar cada deuda por separado, únicamente tendrás que pagar la cuota del préstamo que has solicitado, con condiciones más cómodas y favorables. Todo esto sin mencionar que será mucho más sencillo cumplir tus obligaciones financieras cuando solo debes recordar pagar una cuota en lugar de 5 o 10 cuotas distintas.

Si logras negociar bien las condiciones, y tramitas tu refinanciación con la entidad adecuada, puedes reducir considerablemente lo que pagas cada mes, con lo cual no solo será más fácil pagar tus cuotas, sino que gastarás mucho menos dinero.

Por eso, lo más conveniente es dejar la negociación en un experto financiero, como nosotros. El estudio de tu caso te lo realizamos de forma gratuita. Estamos más que acostumbrados a tramitar estos préstamos a diario, por lo que no tendremos problemas para conseguir los intereses más ventajosos con unas condiciones que sean razonables.

Principales opciones para refinanciar deudas

A la hora de refinanciar deudas, tienes muchas opciones distintas dependiendo de tu perfil financiero, del tipo de deudas que hayas asumido, de si tienes o no inmuebles, etc. Estas son algunas de las principales opciones que pueden ser pertinentes dependiendo de tu caso:

  • Reunificar deudas sin vivienda: si no tienes vivienda que emplear como garantía para tu solicitud de reunificación, te puede resultar más complicado lograr que la aprueben, sin embargo, es posible lograrlo si negocias adecuadamente y mejoras tus oportunidades con garantías distintas.
  • Reunificar deudas sin hipoteca: en el mejor de los casos, no tendrás una hipoteca al momento de solicitar una reunificación de tus deudas, esto es bueno porque implica que puedes emplear la propiedad como garantía, que no tienes un nivel de endeudamiento demasiado elevado y que podrías hipotecar para refinanciar.
    No obstante, si no tienes hipoteca y no asumir una para refinanciar, todavía es posible que consigas una reunificación, aunque será un tanto más complicado, pues tendrás que dar otras garantías o avales para respaldar el procedimiento.
  • Reunificar deudas con ASNEF: estar en listas de morosidad como ASNEF o RAI casi siempre impedirá que consigas cualquier tipo de financiación, ya que tu perfil financiero parecerá riesgoso para la mayoría de bancos y entidades. Por eso, es importante que salgas de ASNEF, y en muchos casos, con la ayuda de nuestros expertos financieros, puedes negociar una refinanciación que también te saque de ASNEF y otras listas de morosidad.
  • Reunificar microcréditos: los microcréditos pueden convertirse fácilmente en un problema financiero, sobre todo cuando las cuotas se acumulan. En casos como estos, puedes reunificar todos tus microcréditos y pagar hasta un 70% menos en cuotas mensuales.
  • Reunificar deudas con hipoteca: una de las opciones más comunes para refinanciar o agrupar tus deudas, es solicitar un préstamo hipotecario por una propiedad que poseas y que no esté hipotecada o que tenga una hipoteca que ya estés a punto de pagar. En ese caso, el préstamo hipotecario cubriría el restante de la hipoteca y el resto de deudas que piensas cancelar.
    Este tipo de refinanciación tienen muchas posibilidades de ser aprobada, ya que la propiedad actúa como una garantía considerable de que no habrá impagos.

Estos son algunos de los principales escenarios en los que podría darse una reunificación y con los que podemos ayudarte en Unsolopago, no solo para que te aprueben el préstamo, sino para que pagues menos cada mes y liberes presión de tu presupuesto.

¿Cuáles requisitos debes cumplir para refinanciar tus deudas?

En general, hay una serie de requisitos básicos que tendrás que cumplir para poder solicitar una refinanciación ante cualquier banco o entidad financiera:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener DNI vigente.
  • Tener residencia legal en España.
  • Poseer ingresos fijos demostrables. 

Además de esto, la entidad con la que solicites la refinanciación evaluará tu nivel de endeudamiento para garantizar que puedes asumir el compromiso financiero de la reunificación de tus deudas.

Si bien estos son algunos de los requisitos constantes, ten en cuenta que para refinanciar tus deudas, cada banco y entidad pone sus propias condiciones y requisitos, por lo que pueden pedirte más o menos documentos.

¿Cómo reunificar tus deudas?

Para agrupar tus deudas, solo tienes que solicitar un estudio gratuito de tu caso con nosotros y nuestros expertos te dirán cuál es la solución de cancelación de deudas más conveniente en tu caso y cómo avanzar con esta para que la consigas en el menor tiempo posible y con las mejores condiciones del mercado.

¿Qué gastos debes asumir para reunificar tus deudas?

Al reunificar tus deudas, tendrás que asumir diferentes gastos. En primer lugar, tendrás que asumir el gasto mensual del nuevo préstamo de refinanciación, que tendrá su propia cuota con condiciones particulares. También es probable que tengas que costear la amortización o subrogación de las deudas que tengas, lo que podría aumentar el precio final de la consolidación de tus deudas. 

Por esta razón se suele recomendar que reunifiques cuando tienes deudas pequeñas o moderadas, porque los gastos asociados con el procedimiento pueden aumentar notablemente si reunificas muchas deudas considerables.

¿Por qué pagaré menos con la refinanciación de deudas?

Es muy sencillo, al juntar todas las deudas en una sola, la cuota se reduce sustancialmente. Unos créditos están a menos meses que otros, también con distintos tipos de interés; y en algunos casos, hasta estarás pagando de más; sobre todo si pagas cuotas mensuales de tarjetas de crédito. 

Al reunificar, sumas todas esas deudas, solicitas un préstamo o crédito que cubra esa cantidad, a pagar a más tiempo y con los intereses negociados, para que sean los más bajos que se pueda y con condiciones de pago más favorables para ti.

De esta forma, terminas pagando mucho menos al refinanciar las deudas que tienes y aglutinarlas en una sola.

¿Cuáles son las ventajas de la reunificación de deudas?

Reunificar te ofrece muchas ventajas si estás en una situación financiera complicada y necesitas salir de muchas deudas en un espacio corto de tiempo:

  • Reduce considerablemente lo que pagas en cuotas cada mes. En algunos casos, puedes pagar hasta un 70% menos cada mes.
  • Facilita la gestión y el pago de tus cuotas, porque no tienes que recordar diferentes deudas, cada una con condiciones distintas, sino que solo tienes que tener en cuenta y pagar la única cuota mensual correspondiente al préstamo de reunificación.
  • Te permite negociar condiciones mucho más favorables para la nueva deuda, con plazos de pago más extensos e intereses más bajos.
  • Mejora notablemente tu perfil financiero y te abre puertas para que puedas acceder a otros tipos de financiación en el futuro.
  • Te da solvencia financiera, ya que no te asfixiaran las distintas cuotas de las deudas que ya tengas, sino que podrás ahorrar y pagar menos, luego de cancelarlas todas.

Como ves, son muchas las ventajas de refinanciar tus deudas. Pero eso sí, ten en cuenta que para que te sea realmente conveniente deberías contar con el apoyo de especialistas. Después de todo, las condiciones que consigas dependerán en gran medida de como negocies la solicitud, y con qué entidad la gestiones.

Refinanciar tus deudas no es imposible, con la ayuda de nuestros expertos puedes conseguirlo y pagar menos cada mes

Si estás ahogado con las cuotas de tus préstamos, créditos y tarjetas, acude a un experto financiero de Unsolopago, te ofrecemos un estudio gratuito de tu caso para ayudarte a buscar la mejor solución de cancelación de deudas.

Solo tienes que llegar el formulario de abajo para agendar una llamada con uno de nuestros expertos:

Call Now Button