640 04 66 72 info@unsolopago.com

El Índice de Precios de Consumo lleva un par de meses en positivo, a pesar de la fuerte caída que sufrió el año pasado y que mantuvo este índice en negativo durante largo tiempo. Sin embargo el mes de julio ha venido con una ligera bajada, de un 0,9%, inferior no obstante a la que predijo el Instituto Nacional de Estadística, que no ha llegado a afectar a la tasa interanual, que se mantiene en un 0,1%. Esta relativa estabilidad viene de la mano de un aumento en los precios de la vivienda, así como de la electricidad, pero en otros sectores los precios han presentado una bajada, como es el caso de los carburantes, que ha influído directamente en el IPC de julio.

El mayor descenso se ha registrado en el sector del transporte, llegando a un -3,5% producido por esta bajada del precio de la gasolina que se han mantenido a la baja desde junio. La estabilidad del precio del petróleo en el verano de 2014 se rompió con el descenso del precio del barril desde finales de año y aún hoy presenta precios a la baja.

Sobre el IPC hay que resaltar, que tras once meses en negativo, este indicador lleva dos meses por encima de cero, unos niveles que, como sabemos, influyen a la hora de tasar otros precios (en ocasiones los precios del alquiler, del suelo y de otros bienes de consumo). La inflación es otro dato que nos interesa, y que debemos tener en cuenta que este no incluye los productos energéticos ni los alimentos no elaborados (supermercados). En este caso, julio presentó un ligero aumento de un 0,8%

EL INE atribuye esta relativa estabilidad al precio de la vivienda, que como sabemos también ha crecido en este mes. El precio de la vivienda había crecido en el mes de junio un 17% con respecto a 2014, en julio el precio de la vivienda usada en venta subió un 0,15% con respecto al mes anterior. A pesar de la caída de los precios, este sector se recupera registrando un descenso del 2% interanual en el pasado mes, el menor desde 2008.

Las compañías de telecomunicaciones también han sido determinantes, cuyos precios han llegado al -0,6%, más de un punto por encima del mes pasado, aunque aún en negativo. Los precios de los productos y tarifas telefónicas no han variado este mes, a diferencia del año pasado en el que se produjo un descenso que influyó también en la veloz caída del IPC. Los precios en general se mantienen, o suben ligeramemte, pero la balanza se equilibra lo suficiente para que la tasa se mantenga en un punto beneficioso para consumidores y empresas.